libros
la fuerza espiritual de la palabra de Mons. Romero


Pablo Richard,
recopilación y presentación

San José, Costa Rica
ssee@correo.co.cr


 


No es un libro «sobre» Romero, sino «de» Romero, pues Pablo se limita a recopilar y presentar la propia palabra de Romero. Hacemos caer en la cuenta de que el próximo mes de marzo se cumplirán 25 años del martirio de Romero. Son muchas las comunidades cristianas «latinoamericanas» (geográfica o espiritualmente) que están organizando algunas actividades para celebrarlo. No hace falta motar actividades complicadas, ni hacer gastos. Basta tener iniciativa y creatividad: pueden ser varias convocatorias abiertas a la comunidad (una cada mes por ejemplo) para actividades sencillas como:

-una sesión de información sobre algún país centroamericano o latinoamericano (con frecuencia pasa cerca alguna persona de esos países que puede dar una charla informativa de una hora),

-una charla

-reflexión sobre la solidaridad internacional, la vida y significación de Romero, los mártires latinoamericanos, la teología de la liberación, la espiritualidad de la liberación, visionar un video de una temática adecuada...




La fuerza espiritual
de la Palabra de Monseñor Oscar A. Romero

No queremos escribir un libro más sobre Monseñor Romero. Hay muchos y muy buenos. Queremos más bien que sea el mismo Mons. Romero el que nos hable directamente. Aquí presentamos mas de 60 párrafos cortos, con aquellas palabras más representativas de Monseñor, aquellas que nos introducen directamente en su mente y corazón de pastor y profeta. Lo que hice fue simplemente buscar esas frases y ponerles un título indicativo sobre su contenido. Aquí presento en un orden cronológico sus palabras desde el año 1977 hasta el 24 de marzo de 1980. La fecha entre paréntesis permite encontrar el texto completo en la edición de sus homilías.

Hay dos párrafos de sus homilías que expresan con fidelidad el espíritu de esta colección:

“La palabra queda.
Y éste es el gran consuelo del que predica.
Mi voz desaparecerá, pero mi palabra que es Cristo
quedará en los corazones que lo hayan querido acoger” (17.12.78)

“Hermanos, guarden este tesoro. No es mi pobre palabra la que siembra esperanza y fe; es que yo no soy más que el humilde resonar de Dios en este pueblo” (2.10.77).

Hemos puesto al comienzo una biografía mínima de Mons. Romero, pensando en aquellos que apenas lo empiezan a conocer o como ayuda memoria para nosotros. Al final, después de leer y “oír” el disparo que atravesó el corazón de Mons. Romero, puse aquella poesía impactante de Mons. Pedro Casaldáliga, titulada “San Romero de América, Pastor y Mártir nuestro”. Es la poesía que mejor expresa lo que uno siente y piensa después de haber conocido el pensamiento de Mons. Romero, después de escuchar su última homilía y escuchar el disparo que puso fin a sus días. Pero un momento: ahí no termina esta presentación. Puse al final aquel texto profético que nos permite seguir escuchando a Mons. Romero y encontrarlo en su resurrección. Aquí adelanto dos frases de este texto profético:

“Si me matan, resucitaré en el pueblo salvadoreño.
Un obispo morirá, pero la Iglesia de Dios, que es el pueblo, no perecerá jamás” (marzo 1980).

Por último, quiero decir que este trabajo lo he realizado con una profunda gratitud hacia Monseñor Romero. En dos ocasiones en 1979 y en otra en enero de1980, tuve un encuentro largo y personal con Monseñor que marcó definitivamente mi vida.