qué son los EAC´s
entrevista a luis guitarra


Luis Guitarra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Luis y Maty
E.A.C. octubre 2003

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 


La belleza, la armonía, la palabra, el color, la forma... son tan particulares y tan universales al mismo tiempo, que posibilitan la expresión individual de la fe y de las dudas del artista, a la vez que se convierten en el vehículo perfecto para que muchas otras personas puedan verse reflejadas e interpeladas.
luisguitarra2@mixmail.com


: Encuentros de Artistas Cristianos: Ante un nombre así y tras leer el ideario podrían sobrar más palabras, pero cuéntanos ¿cómo nace el EAC?¿Desde qué inquietudes? ¿Quiénes participan?

Luis Guitarra: Los Encuentros de Artistas Cristianos (EAC) nacen de la inquietud de varias personas (artistas y cristianas) que nos damos cuenta de la necesidad de tener un espacio común donde encontrarnos y compartir nuestras dudas y nuestras certezas en el camino del arte y de la fe.
Se comenzaron a celebrar en marzo de 1997, con una periodicidad de tres encuentros anuales y actualemente somos un grupo de unas cien personas de toda España aunque normalmente nos reunimos unos cuarenta cada vez, dependiendo de los diferentes compromisos y actuaciones que tenemos.
Cada año uno de los encuentros está dedicado a la formación, otro a la oración (con pautas de encuentro-retiro) y otro a compartir lo propiamente artístico y conocernos desde ese punto de vista (lo que estamos creando, en que disciplina, con qué objetivo, intención, etc.).

: Si tuvieras que definir lo esencial que configura el EAC en dos frases ¿qué nos dirías?

Luis Guitarra: Personas con el deseo y el compromiso de vivir los valores cristianos, transmitiéndolos a través de las diferentes formas de expresión artística y de los medios de difusión actuales.


: En todo camino hay luces y sombras ¿qué descubrimientos os han ido configurando? ¿Cuáles son las mayores dificultades para caminar hacia lo que soñáis y buscáis juntos?

Luis Guitarra: Inicialmente partimos del intento de ponernos de acuerdo en unos mínimos aceptados por todos para así aceptar la pluralidad y el proceso que sigue cada uno. La idea era avanzar tras un tiempo de conocimiento y de rodaje, para así formar un grupo no masivo sino compacto, buscando una coherencia no sólo en las ideas sino en la experiencia y en la vida. Quisimos también evitar el uso de etiquetas fáciles como grupo de "cristianos" o artistas "aficionados" y antetodo esforzarnos por vivir unos valores para luego expresarlos con la mayor calidad artística y humana que podamos.
En todo esto estamos y en muchos otros proyectos individuales y grupales o comunitarios (que son más complicados, pero muy enriquecedores también). Las mayores dificultades como casi siempre somos nosotros mismos y nuestras vanidades, orgullos y temores a vivir de acuerdo a lo que creemos.

: Ante la Iglesia y un mundo necesitado de una "profecía conjunta" ¿qué nuevo aporta el EAC desde el Arte y el Evangelio?

Luis Guitarra: Los artistas cristianos nos sentimos parte de la Iglesia de Jesús y buscamos desde las distintas formas de expresión (teatro, música, danza, fotografía, mimo, cuentacuentos, pintura, poesía...) llegar y llevar al resto de los miembros de la Iglesia (y de los que se creen fuera de ella) mensajes de esperanza, denuncia y compromiso.
La belleza, la armonía, la palabra, el color, la forma... son tan particulares y tan universales al mismo tiempo, que posibilitan la expresión individual de la fe y de las dudas del artista, a la vez que se convierten en el vehículo perfecto para que muchas otras personas puedan verse reflejadas e interpeladas.
Lo que nace en el corazón de un hombre (de un artista), vive en el corazón de la Humanidad entera. El corazón de la Iglesia y de los hombres y las mujeres que la forman es sensible a nuestras obras y cuando éstas no persiguen fines particulares sino que se ponen al servicio de todos, los artistas cristianos estamos haciendo creible y posible la unidad de la Iglesia de Jesús.